skip to Main Content
El Té Verde, Efectivo Contra La Obesidad

El té verde, efectivo contra la obesidad

El té verde es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, en gran parte debido a sus beneficios para la salud. Ahora, una estudio desarrollado por el Colegio de Ciencia e Ingeniería de Alimentos de la Universidad Northwest A & F (China), ha descubierto que beber té verde podría ayudar a combatir el deterioro cognitivo y la obesidad, gracias a un compuesto del té verde llamado galato de epigalocatequina (EGCG).

Como era de esperar, esta dieta rica en carnes rojas y procesadas, alta en grasas saturadas, azúcares refinados y carbohidratos refinados, y baja en frutas, verduras, granos enteros, mariscos y aves de corral, se ha relacionado con el aumento de peso y la obesidad, así como el desarrollo de diabetes tipo 2.
El nuevo estudio, sin embargo, sugiere que el té verde podría servir de escudo protector contra los daños de una dieta occidental.

En experimentos con ratones, el compuesto EGCG redujo el desarrollo de resistencia a la insulina, la obesidad y el deterioro de la memoria en ratones alimentados con una dieta rica en grasas y alta en fructosa, dieta típica occidental.

Para ello, sometieron a varios grupos de roedores machos de 3 meses de edad a una dieta diferente durante 16 semanas. El primero, fue alimentado con una dieta rica en grasas y alta en fructosa; el segundo grupo fue alimentado con la misma dieta pero añadiéndole 2 gramos del compuesto EGCG a cada litro de agua potable; el tercer grupo se alimentó con una dieta estándar como grupo de control.

Transcurridas las 16 semanas, los ratones del primer grupo habían ganado más peso que el grupo de control. Esto era de esperar. Sin embargo, el aumento de peso fue mucho menos elevado en el segundo grupo que consumió el compuesto de té verde.

Además, los expertos descubrieron que los ratones alimentados con dieta alta en grasas y el suplemento de té verde, tenían menos probabilidades de experimentar resistencia a la insulina en respuesta a este tipo de dieta.

Por si esto fuera poco, en las pruebas de laberinto acuático de Morris, los ratones alimentados con el compuesto de té verde encontraron mucho más rápido la plataforma de escape que el resto de ratones, y también escogieron el camino más corto para localizar la salida. Otros experimentos similares reforzaron la hipótesis de mejora de la memoria en los roedores gracias al compuesto EGCG.

Aunque son necesarios ensayos en humanos para confirmar estos hallazgos, los investigadores creen que este compuesto del té verde no solo tiene la capacidad de reducir el desarrollo de resistencia a la insulina y el aumento de peso en respuesta a una dieta occidental -alta en grasa-, sino que también podría proteger el cerebro.

“Para nuestro conocimiento, este estudio es el primero en proporcionar evidencia convincente de que el compuesto nutricional EGCG tiene el potencial de mejorar el aprendizaje desencadenado por una dieta occidental y la pérdida de memoria”, aclara Xuebo Liu, coautor del trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top